Hospitalidad, pasión y calidad son pilares en los cuales se alza la experiencia de este nuevo proyecto.

El pequeño pero prometedor local se encuentra dentro de la plaza comercial Grüncom Clouthier en la avenida homónima que además de un amplio estacionamiento contará con una interesante variedad de servicios y actividades.

Un espacio para 24 comensales que se caracteriza por sus contrastes en negro y blanco jugando con destellos dorados y naranjas, un lugar donde la simplicidad es una invitación a recrearte en los detalles, que han ido madurando en las manos del Chef, a través del tiempo. Cuatro espacios disponibles en la barra de piedra blanca desde donde se puede ver el terminado de todos los platillos, estarán disponibles para aquellos que deseen conocer más de este lugar y lo que ahí se crea.

La propuesta gastronómica es directa: vino, cerveza y frutos del mar en su gran mayoría traídos de la región de Baja California, se ofrecen en armonía, respetando sus características de origen. El menú, breve en extensión y en duración está determinado por la temporalidad de los productos pero también por la constante evolución, adaptación y desarrollo de ideas del equipo. Diseñado en sus porciones y variedad para invitar al comensal a probar tantos platillos como sea posible a través de compartir la mesa y los alimentos.

La cocina está compuesta de dos secciones principales, en la primera se busca mostrar la esencia de la materia prima, desde mostrar las otras al natural hasta realzar el sabor de pescados y mariscos frescos en forma de ceviches, tiraditos o tartares. Estas técnicas que además de nutritivas son ancestrales dieron paso en la historia de la humanidad al siguiente gran descubrimiento… El fuego.

Es en la Robata (Parrilla de estilo japonés) donde se da ese toque de humo y fuego directo, tan presente en la memoria gustativa desde el principio de nuestros tiempos, todo tipo de platillos desde tacos con tortilla recién hecha, hasta langostinos con curry tailandés, estarán distinguidos por su sencillez, expresión visual y sabor.

El servicio, cercano al igual que la comida, se enfoca en escuchar y conocer al comensal, funge como guía durante la experiencia y se caracteriza por su profesionalismo y calidez.

“Si bien se busca realzar el origen del producto principal, Erizo de Mar tiene un estilo propio surgido de diversos lugares, vivencias y aprendizajes.” Comenta el Chef.

One thought on “Así es Erizo de Mar, la nueva barra de mariscos y vino en Guadalajara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *